"

Ocupo apenas la tercera parte de mi cama. Me acostumbré a guardarte un lugar y otro a la vida que tendríamos juntos. Se me hizo hábito eso de abrazar mi idea de ti; cálida, llena de luz, de hambre de mí. Y con frecuencia, me sorprendo maquilando cómodamente los pretextos que a diario me alejan del entorno inmediato, para mudarme unas horas a ese que tú y yo hemos construido entre letras.

Son promesas, libros, escenas. Son ambrosías. Son gestos singulares. Son quienes no lo pensamos dos veces y quienes dejan de sentir por tanto darle vueltas. Son besos que no se ven venir, son noches que se viven a medio día. Son distancias que siembran dudas, pasos que no damos juntos, contradicciones anticipadas, risas que se reprimen a siete horas de ahí. Son tus rutinas, mi espontaneidad, nuestro querer. Las tres de la mañana, lo que descanso por saberte a salvo, tu imagen en mi día siguiente.

Siempre duermo de espaldas al lado vacante, esperando la mínima señal del aire que roce mi cabello para saber que has llegado, que apenas dé vuelta, mi cuerpo se encontrará con la perfección de tu silueta y mi boca impaciente con lo insaciable de tu amor.

Pero a veces mis ansias se disfrazan de tu piel, me toman por la cintura y se acercan más a mi inconsciente, el que lleva días haciendo una maraña con mi cabello y mis temores. El que me hace suspirar la obviedad de este vacío y esconde entre lágrimas lo prescindible de tu ser.

Y tú jamás terminas de llegar…

"
- Abrazando tu ausencia, Entre letras y cafeína 

(Fuente: entreletrasycafeina)

"Claro que uno se enamora y también siente miedo: de que al otro se le acabe el amor, o que se vaya, o que se lo lleven"
-

(vía alma-corazon-y-vida)

"Quédate hoy conmigo,
vive conmigo un día y una noche
y te mostraré el origen de todos los poemas.
Tendrás entonces todo cuanto hay de grande en la Tierra y en el Sol
(existen además millones de soles más allá)
y nada tomarás ya nunca de segunda ni tercera mano,
ni mirarás más por los ojos de los muertos,
ni te nutrirás con el espectro de los libros.
Tampoco contemplarás el mundo con mis ojos
ni tomarás las cosas de mis manos.
Aprenderás a escuchar en todas las direcciones
y dejarás que la esencia del universo se filtre por tu ser."
- Walt Whitman, Canto a mí Mismo

(Fuente: elamorentiemposmodernos, vía entreletrasycafeina)

"

¿No te enamores de un poeta? ¿No te enamores de un escritor?
Joder, sí, enamórate de ellos, al menos una vez en la vida.
Deja que te hagan sentir que tu voz es un canto
y que tus manos son paraíso.
Deja que te besen sin tacto.

Enamórate de un poeta, de un escritor, de ambos.
De su imaginación y de sus pies que flotan a centímetros del suelo.
Pero también enamórate de su forma real,
de su oscuridad y sus miradas auténticas.
Deja que te miren como si fueras arte,
que te detrocen con poesía

Deja que te llenen de lo intangible,
de lo imposible,
de lo absurdo

Deja que te enamoren con palabras y formas,
con sueños inacabados e ilusiones del tamaño del universo.
Deja que te hagan olvidar la palabra ‘imposible’

Enamórate de ellos
y cree por un rato
que tú inspiraste esos versos,
esas historias,
y ese arte.

"
- Entre letras y cafeína 

(Fuente: entreletrasycafeina)

"Tú llevabas la misma camisa.
Yo los mismos zapatos.
Pero este año, no llevas a la misma chica a casa.
Y cuando ella te desabroche los botones, recuerda que mis manos lo hicieron antes.
Y sonreíamos."
-

(Fuente: indirectas)